lunes, 3 de noviembre de 2014

Estimulación a los más pequeños

Las actividades diarias como fuente de estimulación en los peques
 

El avance en las neurociencias nos ha abierto un mundo de posibilidades. Ampliar el conocimiento acerca de la estructura, el funcionamiento y la plasticidad cerebral  nos ha permitido estimular su desarrollo y actuar, de algún modo, sobre sus potencialidades haciendo posible su máximo despliegue.

Se ha demostrado que más del 70% del desarrollo cerebral se produce durante los 3 primeros años de vida. La estimulación en esta etapa, siempre que sea adecuada, nos da una gran ventaja: “actuamos sobre la estructura cuando es más moldeable”.

Estimular nuestro cerebro es más que hacer algunos ejercicios ocasionales. Requiere tener conocimientos acerca de la estructura o función cognitiva sobre la que queremos incidir, objetivos claros (que queremos lograr), constancia, disciplina y persistencia (mantener el entrenamiento en el tiempo). Es muy importante tomar en cuenta el componente lúdico de estas actividades. Cuando disfrutamos una tarea mantenemos el interés en ella y aprendemos más fácilmente y mayor cantidad de cosas (asociación aprendizaje- emoción). Otro elemento clave para una estimulación adecuada es el soporte afectivo, la relación de apego que el niño establece con el adulto. Un peque que se siente seguro y confiado responderá con interés y motivación frente a la estimulación.

Cuando la estimulación se orienta a los más pequeños (etapa de 0 a 3 años), las actividades deben centrarse en la sensorialidad y el lenguaje. Los peques en esta etapa de la vida exploran, descubren y conocen el mundo a través de sus sentidos; nombrándolo y significándolo en la medida en que su lenguaje se va desarrollando. El mundo que los rodea y las acciones que en él desarrollan: alimentarse, asearse, vestirse, deambular, etc. (actividades de la vida diaria) se convierten en un laboratorio de experimentación y estimulación inagotable e inmejorable.

Estimular adecuadamente es sencillo, no requiere materiales especiales ni procedimientos complejos. La vida diaria; en casa, en el parque, al montar en coche está llena de posibilidades de estimulación para los niños. Aquí os propongo algunas actividades superestimulantes para los más pequeños (0 a 3 años):

domingo, 2 de noviembre de 2014

El Arte de ser Padres

Ser padres y madres es una de las más tareas más difíciles que se asumen por libre elección. No hay recetas mágicas ni manuales "infalibles" para esta tarea. Sin embargo, aquí os dejo un video con algunas claves que seguro os ayudarán a lograr vuestro principal objetivo: que vuestros hijos sean felices.

Espero que lo disfrutéis




Datos del video: Carta de un hijo a todos los padres y madres del mundo. (Texto ánonimo) Música: A Good Heart, Marc Enfroy. http://www.marcenfroy.com/ 
http://www.youtube.com/user/Cinematic... Creación: By Reflexibiza.


Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios

martes, 3 de junio de 2014

¿Queréis estimular la imaginación de los más pequeños?

No necesitais realidades virtuales, ni efectos 3D ni tecnología sofisticada.
Un libro de Hervé Tullet y un poco de tiempo para disfrutar será suficiente.
¿Lo dudáis?....Haced la prueba y veréis….

 

Hervé Tullet es un maravilloso ilustrador y publicista de origen francés que ha creado numerosos cuentos infantiles para estimular el pensamiento creativo en los más pequeños. Sus libros son para mirar, tocar e inventar. Además de fomentar la creatividad, con una sencillez única, nos permiten disfrutar con los niños; sumergiéndonos  en su mundo mágico e imaginativo. 



En Francia,  Hervé Tullet (1958) es llamado el "Príncipe de los libros de preescolar". Descubrió el dibujo a los 16 años, estudió Bellas Artes y trabaja en publicidad, pero el nacimiento de su hijo lo hizo experimentar en el mundo del cuento infantil. Después de 20 años de trabajo nos ofrece una amplia colección de cuentos para soñar. Aquí os dejo una probadita:  "Un libro" de Editorial Kókinos. 





"Un libro", en un cuento  que interactúa con el pequeño y el no tan pequeño lector (yo me lo he pasado en grande) de una forma magistralmente ingeniosa, simple y directa. Sus páginas se convierten en un juego que te hace volver a él una y otra vez, con el deseo de experimentar  el placer de jugar de nuevo.  “Un libro” pide la colaboración del niño para que, pulsando, frotando, agitando, inclinando y jugando con él, de diferentes maneras, consiga efectos  sorprendentes con los círculos de su interior. Además, podemos contar, aprender los colores, hacer series... ¡y todo ello sin darnos cuenta, sólo jugando y divirtiéndonos!


Toda una obra de arte!!!!....Si os interesa, podéis comprar el libro online aquí.



Si os gustó este post, dejadnos vuestros comentarios…